Parroquia de Nuestra Señora de Dolores

Fundada por el cura de Dolores, Álvaro de Osio y Ocampo, en un solar adquirido a María de la O., se colocó la primera piedra el 2 de febrero de 1712, finalizándose en 1778 bajo la dirección de Miguel Rodríguez y Chávez.

Tiene una fachada de cantera rosa labrada al estilo churrigueresco, con dos esbeltas torres de dieciocho varas de altura. El altar mayor original, en madera de nogal, fue sustituido en 1871 por otro de estilo neoclásico que aloja a la patrona bajo el medio punto del nicho superior. Conserva dos altares laterales de estilo barroco tallados en madera; uno de ellos, dorado.

Pero la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores ha pasado a la historia por algo más importante que su dimensión artística: por haber sido el escenario del “Grito de Independencia” pronunciado por don Miguel Hidalgo y Costilla la madrugada del domingo 16 de septiembre de 1810 y por alojar en su campanario el esquilón cuyo tañido anunciaba al pueblo la hora de la soberanía nacional.

Desde 1940, en que el presidente Lázaro Cárdenas inició la tradición de celebrar en el atrio de esta parroquia el grito, se ha seguido conmemorando por todos los presidentes de la republica en el año quinto de cada sexenio.